Sergi Cervera protagoniza la obra “Here comes your man” dirigida por Jordi Cadellans, en la Sala Tarambana de Madrid. este fin de semana es la última oportunidad.

Sinopsis
Los antiguos alumnos de una escuela religiosa se han reunido el fin de semana en un pequeño hotel de las afueras de la ciudad para rendir homenaje y celebrar la jubilación del que fuera su tutor. A pesar de que en su infancia Morales y Torres nunca se llevaron bien, las obras en el edificio les obliga a compartir habitación, viéndose abocados a enfrentarse a los fantasmas del pasado.

https://www.tarambana.net/espectaculos/here-comes-your-man/

LO QUE HAN DICHO

“Los actores se marcan una de proximidad (la sala es minúscula) y realismo que para sí quisieran muchas grandes producciones. Ambos a igual altura, aunque la evolución del personaje de Cervera le permite lucirse a placer: se da la vuelta como un calcetín.” 

(LA GUÍA DEL OCIO)

“Dos actores con amplia carrera en Cataluña, Sergi Cervera y Marc Ribera, se emplean a fondo con todos sus recursos interpretativos para transmitir emociones y sentimientos que tienen que calar entre el público. El suyo es un trabajo físico y visceral para lograr hacer creíbles, sin exageraciones, los hechos que vivieron los personajes siendo niños.”

(Madrid Diario). 

“Solo nos queda aplaudir como sus dos interpretes se dejan el cuerpo y el alma, sobretodo lo segundo. Y no es una forma de hablar. Cervera y Ribera, Ribera y Cervera (no podremos orden, ni siquiera alfabético, porque ambos están excelentes), se adentran tanto en sus personajes que acaban llorando compungidos de tal manera que cuando cae el telón y el publico aplaude, aún no se han recuperado”.

(Nuvol).

“Sin ninguna duda, lo más destacable de esta función son las interpretaciones de sus actores Marc Ribera y Sergi Cervera. Protagonista y antagonista, respectivamente, logran que queramos conocer todo sobre sus vidas presentes y pasadas.” (Revista Pop Up Teatro).

(Revista Pop Up Teatro).


“Los dos únicos actores desarrollan un trabajo en el que sus recursos se deslizan con una sorprendente elegancia: en la falsa comedia o el drama desgarbado controlan sus emociones y disparan dardos a su vez muy medidos. Dos profesionales a los que el texto y la dirección les exigen una disciplina férrea, pues la responsabilidad de sus personajes y las situaciones en que se embarcan así lo reclaman.”

(Culturamas)

Compartir en redes sociales